Revius at Night: Star Wars: The Force Awakens / Rogue One: A Star Wars Story / Inferno

Revius at Night regresa esta semana con una edición especial dedicada a las más recientes cintas de “Star Wars” (ya que estamos a una semana del estreno de “The Last Jedi”), así como también a una de nuestras actrices favoritas aquí en Revius: Felicity Jones.

STAR WARS: THE FORCE AWAKENS (2015). Tratándose de una de las películas más esperadas (si no la más) de la historia, la presión que el Episodio 7 de “Star Wars” tuvo de cara a su estreno seguramente era inigualable. Por lo mismo, dice mucho de la película el haberla sorteado de la forma en que lo hizo, entregando una de las mejores películas de la saga, en lo que en su momento llamamos “una nueva aventura a la altura de las originales” (tras las precuelas, era lo mínimo que esperábamos).

Habiendo transcurrido 2 años, y estando ad portas del Episodio 8, revisitar “The Force Awakens” es interesante porque nos permite apreciar lo bueno y lo malo con otros ojos. En cuanto a lo primero, obviamente destacar no sólo la sensación misma de que “Star Wars” había renacido en la pantalla grande, pero también el trabajo mismo de una nueva generación de personajes, especialmente en lo que a Rey, Finn y Poe respecta, quienes por lejos fueron los más beneficiados de la exposición, generando un nuevo trío de protagonistas clásicos que ha trascendido, especialmente por la forma en que han logrado apelar a generaciones más nuevas y diversas de fans. Por otro lado, y no bien gran parte del éxito de la película se lo debe a una forma de modernizar y actualizar las convenciones clásicas, lo cierto es que su estructura prácticamente calcada al Episodio 4 es algo que se hace más y más evidente con cada nueva vista. Y no bien esto no mata la película ni nada -como han querido hacer ver varios que se han dedicado a basurear la película desde su estreno-, sí es un elemento un tanto distractor con el tiempo; comprendemos la necesidad de J.J. Abrams y cía. de retransitar por terreno conocido e irse a la segura tras las precuelas, pero al momento en que vemos que Starkiller Base es, básicamente, otra Estrella de la Muerte, es imposible no pensar que nos habría gustado un poco más de innovación en esta materia. Es de esperar que esta clase de lecciones hayan sido aprendidas por parte de Disney, y subsanadas por Rian Johnson en “The Last Jedi”.

 

ROGUE ONE: A STAR WARS STORY (2016). Siguiendo con Star Wars, es interesante lo ocurrido con “Rogue One” en retrospectiva. Sí, es una muy buena película -con el que probablemente sea el mejor tercer acto de toda la saga-, y su éxito ha sido notorio; pero al mismo tiempo significó abrir una “Caja de Pandora” para Disney respecto a lo que significa el contraste entre creatividad e independencia, los conflictos con los talentos jóvenes y la dirección misma que Star Wars como franquicia habría que tener, todo iniciado con los conflictos con Gareth Edwards por el tono y los reshoots de “Rogue One” (hacerla menos seria y menos película de guerra, y más Star Wars), y todo lo que significó después los conflictos similares con Phil Lord y Chris Miller en “Solo: A Star Wars Story”, y con el despedido Colin Trevorrow en el “Episodio IX”.

Por lo mismo, ver ciertos elementos más independientes en “Rogue One” resulta interesante, más si es que acaso ya llegamos al fin de la etapa de “experimentación” de Lucasfilm con la franquicia (recordar el anuncio de una nueva trilogía separada de la saga Skywalker, que será desarrollada por Rian Johnson). Lo más notorio es la estructura misma, que sea por casualidad o diseño, funciona como eco de la película: una serie de componentes que inician dispares, pero que una vez entrado el tiempo, y con un objetivo presente y concreto (primero encontrar a Galen Erso, y luego, robar los planos de la Estrella de la Muerte), forman un todo coherente que, pese a ser una heist movie y una cinta de guerra, sigue sintiéndose apropiadamente Star Wars. Punto aparte de la miriada de easter eggs y plot holes de la trilogía original que se ven subsanados, está el elenco, donde todos brillan de gran forma, especialmente Felicity Jones como Jyn, Donnie Yen como Chirrut y Alan Tudyk como K2SO.

 

INFERNO (2016). Cerramos este especial hablando de Felicity Jones, y su labor en “Inferno”, la tercera adaptación fílmica de la obra del sobrevalorado escritor Dan Brown -y la cuarta novela en su saga sobre Robert Langdon, que saltara a la fama con “El Código Da Vinci”-.

Lo cierto es que, si conocen, sea por libro o filme, alguna historia de Brown, lo probable es que las conozcan todas. Langdon es un protagonista que raya en el absurdo en cuanto a la forma en que sus capacidades académicas han salvado el mundo una y otra vez, y no bien el carisma innato de Tom Hanks ayuda a que el personaje sea pasable, lo cierto es que no deja de ser una versión pobre de Indiana Jones. Respecto a la cinta en sí, las actuaciones de Hanks y Jones son lo único verdaderamente pasable, puesto que el ritmo frenético y lo absurda de la trama -hasta para los estándares de la obra de Dan Brown-, hacen que estemos ante algo casi insalvable. Lo cierto es que si no fuera porque somos fans de los actores -y porque necesitábamos una cinta de Felicity Jones para darle coherencia a este Revius at Night-, no la habríamos visto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s