Arrow S06E09: Irreconcilable Differences

Photo: Dan Power/The CW — © 2017 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

  • Última reseña del año, último experimento con el formato de ahora en adelante. Como siempre, les pedimos feedback respecto a sí prefieren esta forma, o la clásica.
  • Pasando directamente a lo que nos convoca, es imposible no sentirse decepcionado tras ver este mid-season finale. No sólo por la pompa y el impacto que uno espera de los finales de invierno, pero también porque veníamos de algo de la magnitud y calidad del crossover, por lo que no bien la vara estaba alta, había motivos para estar optimistas. Al final del día, “Irreconcilable Differences” no sólo es decepcionante -pese a no ser un mal capítulo per se-, pero también es el episodio más bajo de esta sexta temporada.
  • Quizás el mayor problema del episodio está dado porque su trama es una que hemos visto muchas veces antes en la serie, por lo tanto, volver a verla repetida a estas alturas, y en un episodio que cierra el año, es ciertamente desalentador. Podríamos cambiar a Dinah, René y Curtis por cualquier otro personaje que haya formado parte del Team a lo largo de estos años, y podríamos reemplazar a Cayden James por cualquier otro villano, y el resultado sería exactamente el mismo. Si a esto sumamos otra crisis de confianza por parte de Oliver hacia los demás, y un nuevo rompimiento del Team, y como dijimos, nos encontramos ante un montón de tramas que, no obstante estuvieron bien ejecutadas, son todas cosas que hemos visto anteriormente (y en muchas oportunidades funcionaron mejor que ahora).
  • Lo peor de todo esto es que “Irreconcilable Differences” tiene varios momentos y escenas genuinamente buenos (i.e.: todas las interacciones de Quentin con Laurel-2, la celebración post-boda de #Olicity, la ida a comer de Dinah, René y Curtis tras el quiebre del Team, la conversación de Thea con Oliver), pero éstos se pierden en un mar de familiaridad, en lugar de haber sido potenciadas como grandes momentos de desarrollo de personaje, que es lo que la trama y el episodio demandaban. Tan así es la situación que ni siquiera el que se suponía era el gran momento del capítulo -la revelación de que René era el traidor que iba a testificar contra Oliver en el juicio que estaba llevando a cabo el FBI y la agente Watson-, termina por convencer. Cualquier drama y desarrollo derivado de la dificultad de las decisiones que los personajes deben tomar, y de paralelo entre Oliver y René, se pierden en el tiempo como lágrimas bajo la lluvia.
  • Otro elemento que tampoco funciona es el quiebre en sí del Team Arrow, porque hemos visto tantas veces ya rupturas del equipo, que de verdad llegar a creer que esta durará para siempre -y más con un equipo que lleva tan poco tiempo operando juntos-, no parece plausible. No es como que otros quiebres y renuncias no funcionaran en el pasado (como pasó con Roy y Thea, por ejemplo), o los mismos hechos que dieron lugar a la formación del equipo nuevo en primer lugar; mas ahora, especialmente basados en su desarrollo, nos cuesta creer que este quiebre no se vaya a revertir eventualmente, por lo cual en retrospectiva tendrá aún menos impacto que el que tuvo ahora.
  • Para que no todo sea malo, otra cosa que podemos elogiar es la revelación final con un nuevo grupo de villanos (conformado por Cayden James, Black Siren, Vigilante, Richard Dragon, Anatoly y Boots), más que nada porque sí es algo que juega con el factor novedad y que no ha sido utilizado previamente en la serie.
  • Para terminar, reiterar nuevamente que “Irreconcilable Differences” no es un mal capítulo en sí mismo, pero es uno increíblemente decepcionante debido a la cantidad de tramas repetitivas y a la ejecución de las mismas en desmedro del desarrollo de personajes que es de las pocas cosas que funciona, pero que se ve relegado. Con todo, no es un panorama muy alentador para cerrar el 2017 de la serie, pero esperamos que cuando “Arrow” retorne el 2018, lo haga de mejor forma.
  • Thea es la tía -já(!)- buena onda de William.
  • No deja de ser extraño haber visto de nuevo a Noah Kuttler, aka, The Calculator -el padre de Felicity- de vuelta, especialmente por su historial (con independencia de que haya tenido un cierto momento de reivindicación hace 2 temporadas).
  • “I am a man of my word. If I weren’t there wouldn’t be much of a point in vowing to destroy this city, would there?”
  • Eso es todo respecto a “Arrow” este 2017, gracias por acompañarnos y preferirnos, y nos volvemos a ver el 2018.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s