Arrow S06E10: Divided

Tras un mid-season finale sobrecargado que terminó con el Team Arrow, literalmente, destruido, y con los villanos al alza gracias a la revelación del grupito con el cuál se había asociado Cayden James, había una cierta expectativa respecto a lo que ocurriría con este mid-season premiere. No sólo porque “Arrow” tiene un cierto historial de generar cambios que en el papel se ven considerables, pero que son prontamente revertidos; sino también porque esta temporada, si bien no ha tenido un punto extremadamente alto, sí se las ha ingeniado para ser un ciclo bastante sólido y, sobre todo, entretenido, gracias a la forma en que la serie mezcló y combinó varios de sus elementos durante la primera parte.

¿Se iría a repetir la “tendencia” de echar pie atrás a la gran revelación? ¿Se mantendría el balance en la temporada, entre drama, entretención y solidez narrativa?

Confiadamente podemos decir que “Arrow”, una vez más, cumplió. No, “Divided” no está dentro de los mejores capítulos de la serie ni nada, pero sí es uno de los puntos más altos de este sexto ciclo gracias a la forma en que continúa la tendencia de balancear a la perfección los elementos ya mencionados. Y no bien damos por hecho que, eventualmente, habrá alguna especie de reformulación del Team Arrow, al menos por lo pronto, Dinah, Curtis y René estarán operando de forma separada a Oliver, Digg y Felicity. Y pese a que pueda existir algún grado de cooperación debido a que ambos grupos buscan el mismo objetivo, por ahora son dos entidades distintas, y eso ciertamente traerá algunas interesantes perspectivas narrativas a la serie.

De hecho, volviendo al balance y al puro factor entretención que ya mencionamos -y que hemos sacado a colación varias veces durante esta temporada-, podemos alabar el trabajo que el guión de Ben Sokolowski y Emilio Ortega realiza en esta materia. Sí, es cierto que esta nueva cábala de villanos implica un nuevo nivel de amenaza que sortear, lo que es complejo para Oliver considerando que está, literalmente, sólo contra un ejército (sin importar sus posibles arreglos con la familia Bertinelli en aras de enfrentarse a un enemigo común). Pero incluso en las escenas de acción -que esta semana, nuevamente, brillaron, especialmente en el duelo en el puerto-, podemos notar un énfasis en la entretención en estado puro que es realmente encomiable, especialmente para una serie que a veces era demasiado oscura y seria para su propio bien.

Entonces, este tono levemente más ligero que ha permeado esta temporada, y que brilla en este episodio, es algo digno de destacar, tanto por la forma en que se alivianan los momentos más tensos, como también por el motivo primordial que nos lleva a nosotros como espectadores a ver la serie, cual es, el buscar algo de entretención. Si a esto, además, agregamos lo sólidas de las actuaciones (esta semana brillaron Stephen Amell, Rick Gonzalez, Echo Kellum, Juliana Harkavy y, sobre todo -y para variar-, Michael Emerson), y entonces resulta comprensible el por qué este episodio fue uno de los mejores de la temporada, y un buen botón de muestra de esta reinvención de la serie en su sexta temporada.

Dejando fuera el factor entretención, vale la pena hablar del grupo de villanos de James (que de verdad nos gustaría tuvieran algún nombre oficial para simplificar el hablar de ellos, en fin…). Resulta interesante esto porque, más allá de la idea misma de lidiar con numerosos adversarios -y las conexiones que cada uno pueda tener con alguno de nuestros héroes-, quizás lo más relevante es la forma en que Cayden James opera e influye en ellos, así como esto puede ser un reflejo de la influencia de Michael Emerson como actor en el elenco. Porque más allá del tremendo carisma de James, el hacker maestro tiene una cierta relevancia no sólo en sus planes, pero también en la forma en que pareciera disruptir todo, casi como si hasta pudiera hackear a la gente. Lo vimos en la forma en que despedazó al Team Arrow al destruir sus vínculos de confianza, y lo vemos también en la forma en que eleva a sus asociados, no bien como nos dejó en claro Richard Dragon, no todos siempre comparten su punto de vista.

Quizás lo más beneficiados son Black Siren y Vigilante, justamente porque son quienes tienen conexiones más fuertes y vigentes con algunos de nuestros héroes. En el caso de Laurel-2, la vemos cada vez más exasperada con su rol al lado de James; pero al mismo tiempo, sabemos ya que Thea buscará junto a Quentin una forma de tratar de redimirla y ver si acaso ella puede ocupar el lugar el lugar de la fallecida Laurel de Tierra-1, tratando así de llenar emocional múltiple: el de Laurel por no tener a su familia (o a nadie de su Tierra), el de Quentin tras perder a su hija, y el de Thea, mediante la forma en que ésta decide ayudar a su figura paterna (como bien dijera ella), a rehacer su vida. Willa Holland hace tiempo que es una de las armas secretas de la serie, y es un deleite tenerla de vuelta en capacidad completa en el show.

Pasando ahora a Vigilante, es una oportunidad interesante para hablar de la persona con quién tiene una conexión: Dinah. No sólo por la forma en que Vigilante pareciera estar en una disyuntiva entre su situación actual y sus viejas lealtades (de forma, similar, a la disyuntiva de Laurel-2); pero también porque esto influye en Dinah en una forma en que no habíamos visto antes, y que a la vez, recontextualiza la caracterización que Harkavy le ha dado al personaje durante toda la serie -no bien ignoramos si acaso esto siempre fue planeado así, o sólo es un reflejo positivo de un desarrollo nuevo-.

Ver a la Dinah real o auténtica, aunque fuera por poco, en algunas de sus interacciones con Vincent, especialmente después del quiebre del Team Arrow -y sin saber que éste estaba involucrado con James-, es algo realmente novedoso, y que de pronto pinta de nostalgia y con un cierto aire de melancolía todas las interacciones de Dinah en la serie, esto debido a que tras este breve momento de alegría, hacia el final del capítulo vuelve a la misma caracterización melancólica luego de descubrir la traición. Es un giro interesante que de verdad genera interés en volver a ver capítulos anteriores sólo para notar esos matices en la actuación.

Hacia el final del episodio, el plan de James está ya en marcha, mientras que las 2 facciones del otrora Team Arrow comienzan a operar de forma independiente pero casi con un acuerdo tácito de auxiliarse cuando sea necesario, lo que es bastante interesante para lanzar esta segunda parte de la temporada.

Notas al cierre:

  • Ahora parece que todos tienen sus propias T-Spheres para luchar (aunque nada supera a Diggle y Felicity manejándolas a control remoto como si de un videojuego se tratara).
  • Estamos con Felicity, nos imaginábamos a Diggle más como fanático de “Call of Duty” que de “Halo”.
  • Siguiendo con Diggle, Curtis y Felicity curaron sus temblores, así que Spartan volverá a la acción.
  • Fue una decisión ingeniosa traer de vuelta a otro Bertinelli (uno que nunca quiso ser mafioso) para tener una conexión con la historia de la serie. Dicho sea de paso, buena referencia a Helena el saber que The Huntress sigue por ahí (ojalá pudiéramos tenerla de vuelta en la serie).
  • Black Siren usando un beso sónico para atacar a Bertinelli fue un gran detalle que, dicho sea de paso, era una habilidad que Black Canary utilizó más de una vez en la serie animada “Batman: The Brave & The Bold”. 
  • “I am so sick of everyone not killing him!”
  • René: “Don’t you knock?”; Dinah: “Don’t you lock your doors?”
  • “You guys don’t look like a Chechnyan death squad!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s