Black Lightning S01E07: Equinox: The Book of Fate

 Photo: Mark Hill/The CW — © 2018 The CW Network, LLC. All rights reserved.

  • Si hay algo que ha resaltado y permitido a “Black Lightning” distinguirse de las demás series de superhéroes -y particularmente sus compañeras de The CW-, es que ésta serie tiene un énfasis conversacional y en discutir las implicancias morales que involucran el trabajo de un superhéroe, que no existe en otros shows. En este sentido, “Equinox: The Book of Fate” no es distinto, y no es para menos, considerando que ahora tanto Anissa como Jefferson están al tanto de los poderes del otro, por lo que la mayor de las hermanas Pierce está bastante entusiasmada de ser una heroína y proteger Freeland junto a Black Lightning, lo que obviamente no alegra mucho ni a Lynn ni a Jefferson.
  • Quizás lo más importante de este foco conversacional está radicado en las consecuencias no sólo del ser diferente (sean los poderes, o ser afroamericano en EE.UU.), pero de la violencia de distinto tipo, lo que importa considerando que la familia Pierce ha experimentado la violencia y sus consecuencias de una u otra forma, por lo cual demostrar un efecto claro de los daños directos y colaterales, es una pieza interesante de desarrollo de la trama, y ciertamente es el elemento más fuerte de este capítulo, especialmente por la forma en que entronca directamente con la trama y los hechos de esta semana, particularmente luego de la escalada en la acción y violencia que termina con Lady Eve muerta a manos de los hombres de Tobias (con armas eléctricas para culpar a Black Lightning), y con Tori Whale también fallecida como daño colateral luego de que Jefferson por fin enfrentara a Tobias. La serie y su narrativa dejaron la sensación de que, con como están escalando las cosas en Freeland, es hora de dejar atrás las palabras y pasar a la acción, por lo cual importa esta transición, y la forma en que el ya mencionado énfasis en el diálogo termina informando lo que ocurre con las acciones.
  • Y claro, todo lo anterior es sin siquiera mencionar lo que ocurre con las escenas finales, donde nos reencontramos con Lala, quien no sólo ya no está muerto, pero también ha absorbido como un tatuaje (o algo similar) a otro personaje que dábamos por muerto: LaWanda. Es muy temprano para saber exactamente qué es lo que está ocurriendo -y si Lala es una nueva versión de un personaje conocido de los comics, como lo es Tattoed Man-, pero es un desarrollo inesperado y que entusiasma para la segunda mitad de la temporada, especialmente considerando que también contribuye con esta sensación que deja el capítulo en torno a que el show está pasando a una nueva etapa de su desarrollo.
  • En este sentido, este episodio en conjunción con el anterior sirven claramente como episodios de transición para lo que se siente es una nueva etapa, ahora que ya conocemos no sólo a todos los personajes, pero también sus principales motivaciones y los conflictos y relaciones entre ellos. Así, no podemos sino elogiar la buena labor de la producción al decidir iniciar de forma lenta la temporada de una forma que nos permite comprender bien lo que ocurre, antes de decidir hacer un cambio como el de ahora, no sólo porque nos prepara a nosotros como espectadores, sino también porque ayuda a que dicho cambio fluya de forma natural y orgánica, en vez de sentirse forzado.
  • En resumidas cuentas, “Equinox” refleja un importante cambio para la serie, ya que no sólo se hace cargo de Jefferson como personaje -quitando un poco de la hipocresía que tanto Lynn como Anissa le sacan en cara esta semana-, lo que a su vez permite ponerlo en una situación donde no sólo acepta que su hija se vuelva una heroína, sino que también le permite comprender que él necesita entrenarla y mostrarle el camino, para que no cometa los errores que él cometió. Claro, como la misma Anissa descubre al tener su primera probada del daño colateral que su padre le mencionaba, las cosas no serán fáciles. Y ahora que tanto la policía como Tobias Whale irán tras Black Lightning con más fuerza que antes, las apuestas están más elevadas de cara a la segunda mitad de la temporada.
  • A estas alturas resulta interesante la posición en la que está Gambi, no sólo por haber actuado como vigilante él mismo para ir tras Toledo y asesinarlo para darle el mensaje de Lady Eve, sino también por su relación tanto con la fallecida mortuaria, y con Tobias Whale. No bien desconocemos todo su pasado, Gambi es una parte fundamental del ecosistema (sic) que ha derivado en que Freeland se encuentre en el estado en que está, por lo cual conocer verdaderamente dónde está su lealtad será algo importante el resto de la temporada, más ahora que también se hará cargo de la indumentaria de Anissa.
  • Por ahí la serie ha reutilizado demasiado los mismos flashbacks de Tobias asesinando al padre de Jefferson, pero es un punto importante, especialmente considerando que Whale se sigue viendo exactamente igual tras 30 años.
  • La mención a Jennifer -quien ha casi desaparecido de la serie las últimas semanas- y la posibilidad de que tenga poderes nos hace creer que la revelación de sus poderes -y la eventual adopción del manto heroico de “Lightning” como en los comics- está casi a la vuelta de la esquina.
  • Tobias Whale tiene una copia de “Moby Dick” en su escritorio, porque por supuesto que tiene una copia.
  • Después de una semana donde la música no había sido tan preponderante, este episodio es un retorno a la forma en este sentido, especialmente con la música de Run The Jewels. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s