Revius Club de Cine – MCU Edition: “Captain America: Civil War”

“Avengers 2.5” llega a nuestro Club de Cine, para comentar lo que fue el nuevo filme-evento de Marvel, donde se adaptó – muy liberalmente – uno de los más ambiciosos crossovers de la editorial norteamericana.

Who watches The Avengers?

Una de las cosas que recuerdo de la época en que cubrimos el estreno de “Civil War”, era el contexto: Los Hermanos Russo venían de dirigir la mejor película de la franquicia en “The Winter Soldier”, tenían en sus manos el estreno del superhéroe más popular de Marvel en el MCU, tras el acuerdo con Sony, y además, tenían un tema adulto como premisa – parte de la herencia de adaptar el comic de Mark Millar -, ¿hasta dónde puede llegar la libertad de los superhéroes? ¿quién se hace cargo de las bajas que provocan sus actos heroicos?

La última pregunta incluso se interpretó como un “golpe” al siempre aproblemado DCEU, con la destrucción de Metropolis por parte de Superman en Man of Steel como ejemplo habitual, pero fuese así o no, Marvel tenía en sus manos una idea madura para desarrollar lo que el público quería ver: a sus héroes enfrentarse los unos a los otros. Son Tony Stark y Steve Rogers los que están a favor y en contra, respectivamente, de hacerse presas de los Acuerdos de Sokovia, un documento venido de la ONU para crear un protocolo de acción de los superhéroes, y donde aquellos que no se atuviesen a dichos parámetros pasarían a ser lisa y llanamente vigilantes, y perseguidos por ello.

Lo genial de Civil War como historia es el hecho de hacerse cargo de la rica herencia del MCU a la fecha, tanto en los hechos como en la narrativa de los personajes: hay una escena donde vemos cada una de las grandes batallas de las películas más importantes, y la gente que en las sombras pierde la vida. El montaje no es lo importante, sino la evolución de sus dos protagonistas. Tony Stark ve las imágenes con culpa, parte de su perfeccionismo y los fracasos que acumula a la fecha, donde ha recibido su cuota de karma por haber llenado al mundo de armas por tanto tiempo. En el caso de Steve Rogers, el Capitán América ve todo con la desconfianza del soldado que ya ha sido traicionado por los “altos mandos” en varias oportunidades, más todavía sabiendo que trabajó para los intereses de HYDRA por mucho tiempo.

Así las cosas, los equipos pro y contra registro se unen a Iron Man y el Capitán América, pero el corazón de la película reside en un personaje especial: The Winter Soldier.

¿Cómo puedes imputarle responsabilidad a una persona que actuó controlada mentalmente en cada crimen que cometió? Cuando lidias más que con un ser humano, con un arma. Esa es la gran pregunta que deja Civil War en medio de cada escena espectacular donde el personaje de Sebastian Stan es perseguido por cada bando. La respuesta es pasional para ambos líderes: mientras Tony – con el correr de la película – se entera que está frente al asesino de sus padres, Steve aún ve bondad en Bucky, el hombre que le salvase la vida en “CA: The Winter Soldier”. Ese debate es provocado por otro personaje importante, y que también tiene mucho sentido en la película: Helmut Zemo (Daniel Bruhl).

Lo de Zemo es polémico, tanto por ser catalogado como un plot device (lo es), y como uno de los casos más oscuros de villanos en el MCU. Su misión no es la conquista del mundo, es la venganza – nuevamente pasional – sobre aquellos a quien él responsabiliza por la pérdida de su familia: Los Vengadores. Zemo se encarga de poner al equipo en contra, recordándoles sus diferencias, y las deudas que se tienen entre ellos desde el inicio. Tony termina con el corazón roto por la “traición” que ve de él al defender a Winter Soldier, mientras que Steve termina con todo su equipo tras las rejas (al menos por un breve momento), y a merced de Ross, pero Steve al menos le entrega una esperanza de volver a encontrarse al final. El tono que le dio Zemo al antagonismo de la película me encantó, y así como me gustó lo que propone, siento que lo borra con el codo al dejar todo “en el mismo lugar donde lo encontró” con la liberación del Team Cap. Hubiese sido novedoso terminar con la película con varios Vengadores reclusos, y que en alguna de las innecesarias escenas post-créditos viéramos a alguien rescatarlos. Hubiese sido Civil War, verdaderamente, la Empire Strikes Back del MCU.

Debuts, regresos y despedidas

Civil War también, como decíamos, tenía que hacerse cargo de un par de debuts, otros regresos, y una despedida. Quizás algo que me sorprendió de volver a ver la película es notar la cantidad de cosas que pasan, y que aún así la película no tenga un ritmo lento, y que los problemas sean menores. Así las cosas, en Civil War:

  • Regresa Frank Grillo a cargo de Crossbones.
  • Redebuta William Hurt a cargo de Thaddeus Ross, padre de Betty Ross, que ahora las hace de Secretario de Estado a cargo de la implementación de los Acuerdos de Sokovia.
  • Tenemos el primer acercamiento al mundo de Wakanda con el Rey T’Challa de Chadwick Boseman. Así mismo, vemos la muerte de su padre, el Rey T’Chaka, que lo hace heredar el manto de Pantera Negra.
  • Muere Peggy Carter, con la despedida del personaje de Hayley Atwell.
  • Regresa Emily VanCamp a cargo de la “Agente 13”, Sharon Carter, sobrina de Peggy.
  • Debuta Everett Ross, personaje a cargo de Martin Freeman, que será importante en la recientemente exitosa Black Panther.
  • Debuta Marisa Tomei, de gran forma, en el rol de la Tía May, demostrando gran química junto a Robert Downey Jr.
  • Y con ella, Spider-Man.

Obviamente tenemos que detenernos en el debut de Tom Holland a cargo del Amigable Vecino, que sin dudas fue lo que muchos esperaban ver en pantalla: un Spidey adolescente, divertido, y cercano al material de origen, y la institución estadounidense que es, dejando atrás los intentos más dramáticos que le dieran Tobey Maguire y Andrew Garfield. Fue lamentable que lo prometedor que mostrase la Tía May en pantalla no se capitalizara en la película posterior sobre Peter Parker, pero es materia de otra review.

Tres finales de acto plagados de acción

Para finalizar, lo que más destaco de Civil War es la acción. Tanto el incidente en Lagos (que pone a Scarlet Witch como la “gran culpable” de lo que ocurre en la película, usando a Elizabeth Olsen como adolescente de forma errónea), la persecución en Bucarest (que sirve para mostrar por primera vez el potencial de Black Panther), y el tremendo final no-final en el aeropuerto (que como dijimos, pone a Spider-Man – y al Ant-Man de Paul Rudd – en el foco) son prácticamente lujos que pueden darse los Russo, teniendo a cargo a múltiples personajes con distintas formas de ofensiva, usarlas de forma creativa, y que se siente correcto narrativamente. El turn final de Natasha fue inesperado, pero esperable, y una buena forma de ponerla en el foco en medio de tantas cosas que pasan en esos minutos. En una nota adicional, el humor en Civil War es probablemente el mejor que haya visto en Marvel a la fecha. Una forma de insertarlo de forma adecuada, no haciendo de él un elemento de la trama de forma innecesaria, y de nuevo, que tiene sentido en el marco de la película y con los personajes a cargo de hacer reír.

Who is that Stan Lee? Repartidos de Fed-Ex que le entrega la carta de Steve a Tony.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s