Revius Club de Cine – MCU Edition: “Spider-Man: Homecoming”

Con la alianza entre Sony y Disney para permitir la aparición de Peter Parker en el MCU, y con su estreno ya hecho en Captain America: Civil War, Marvel Studios decidió darle la responsabilidad de presentar el primer filme en “solitario” de Spidey en la franquicia. Comentamos sus aciertos y errores a continuación.

Peter, entre la secundaria y los Vengadores

La gran deuda que había en el cine con Peter Parker era mostrarlo en su edad adolescente. Un Peter más despreocupado y menos triste (?), alejado del registro de Tobey Maguire y Andrew Garfield, con “apuestas” que obedecen más a los problemas del ciudadano de a pie, a diferencia de con lo que tenían que lidiar los otros Spideys, como era el destino fatal de sus seres queridos. Acá Peter tiene un interés romántico, problemas en su escuela, una relación muy fuerte con su tía, y también responde a los llamados en apuros de sus vecinos en Queens, con la esperanza de que su buen rendimiento como superhéroe le de un lugar en los Vengadores liderados por Tony Stark.

Acá quizás resida el gran error de la película, en cuanto la producción sintió necesaria la aparición de la figura mediática más importante del MCU, para reforzar el primer intento de este nuevo Spider-Man en la cartelera. Y probablemente tenían razón, en cuanto a que era el tercer inicio cinematográfico del superhéroe en lo que va de milenio, y la fatiga por el arácnido podía amenazar el interés de la gente – más fuera que dentro de Estados Unidos si somos honestos – por ver esta película. En el guión Tony no solo utiliza un lugar de mentor que bien pudo haber sido para la gran Tía May de Marisa Tomey, una de las grandes revelaciones de Civil War, sino que su presencia hace que Peter se siente disminuido en cuanto a lo que significa para él ser un superhéroe: más que ayudar al débil, pareciera que Peter intenta audicionar para los Vengadores en todo momento. Sí, uno puede racionalizar que es parte de la trama que Peter entienda que ese no es el fin, y que su labor principal es ayudar desinteresadamente, pero gran parte de la película hace ver a Peter en una sombra demasiado grande como la de Tony, y afecta lo que propone la interpretación más cándida de Tom Holland.

Ese tono es ayudado por una película que buscó en John Hughes, el gran exponente de la coming of age movie en los 80’s, referencias para hacer que sus personajes se sintiesen cercanos y auténticos. Peter brilla con el mismo carisma que lo hiciera en Civil War, pero el elenco de secundarios también juega un papel importante en el triunfo de Homecoming. Jacob Batalon (Ned), Laura Harrier (Liz), Tony Revolori (Flash) y Zendaya (Michelle), los que juegan un papel importante en la vida académica, afectiva y romántica de Peter. Quizás sea Ned el que más resalta por lo divertido de sus diálogos e interpretación, pero Liz también tiene buenos momentos, y se escapa del interés romántico por default que ha hecho Marvel un sello poco feliz, aunque tanto ella, Michelle y la Tía May, como decíamos, pudieron tener más y mejores minutos en pantalla.

Vulture, Michael Keaton, y la acción

El clash entre la vida académica y heroica no sería suficiente amenaza si no existiese un villano nominal, y es Vulture de Michael Keaton quien tiene uno de los más destacados papeles antagonistas en la historia de la franquicia. No solo porque detrás de la motivación de Adrian Toomes está el ser “un emprendedor”, experimentando y vendiendo la tecnología chitauri que quedase en los escombros de la Batalla de New York, sino que la revelación de que él es el padre de Liz nos regalaría una de las más tensas, y a la vez divertidas escenas entre un héroe y villano. La conversación en el auto no solo demuestra la maestría de Michael Keaton como actor, sino que ayuda a ver un lado más serio de Tom Holland, que reafirma la buena decisión de convertirlo en Peter Parker. Confiamos que el final de la película prometa un regreso de Keaton como Toomes, pero de no ser así, quedamos más que pagados por su paso por el MCU.

El conflicto entre ambos escalaría en un par de escenas de acción que si bien instrumentales para la trama, en cuanto la primera reafirma la idea de Tony de que Peter no estaba preparado para asumir la responsabilidad que significa ser Spider-Man, y la segunda que lo redime por la forma de enfrentar la amenaza de Vulture tratando de robar los activos chitauri del avión de Stark. Ninguna de las dos secuencias de acción es particularmente sobresaliente, pero se sienten correctas en el desarrollo de la película.

Oportunidades perdidas: Donald Glover y el Tío Ben

Por lejos, una de las cosas que más afectan el “todo” de cada película del MCU, es su naturaleza “episódica”. Algunas se sienten que solo construyen a futuro (Age of Ultron quizás es el gran caso), y por el lado de Homecoming, es parte de su ADN, porque enmienda la historia de origen de Peter, sin ser la historia de origen que ya vimos en 2 oportunidades anteriormente. Acá es importante hablar del gran nombre que queda ausente: el tío Ben. Benjamin Parker es fundamental para el arco narrativo de Peter, y la frase “un gran poder conlleva una gran responsabilidad” es parte del canon en la cultura pop. En este caso, su aparición quizás no era necesaria, pero sí su influencia. Que el estado anímico de Peter, o que su misión para acabar con el crimen estuviesen motivados por el crimen del que es víctima el tío Ben, pudieron ser mucho más poderosas razones que “intentar entrar a Los Vengadores”. Es un tema muy debatible, que conversamos en nuestro podcast sobre la película.

El otro elemento que, de nuevo, puede responderse en el carácter episódico de la película, es la escueta y hasta intrascendente aparición de Donald Glover en la película. Es claramente una pieza puesta para el futuro, pero habría sido interesante ver más de él en pantalla, aunque hubiese llenado de más y más líneas de argumento a una película que ya tenía que responder demasiadas.

Connections: Los tie-in con el MCU

El gran tie-in es la presencia, desde el primer minuto tras la Batalla de New York, de Tony Stark a cargo de limpiar la ciudad de la tecnología extraterrestre. Fue muy sorpresivo ver que todavía quedan secuelas de aquel evento en la línea de tiempo de Marvel, no porque no sea lógico (lo es, totalmente), sino que porque a veces se extrañan las referencias a los eventos anteriores en películas que no sean The Avengers (Civil War es The Avengers 2.5). En la running gag de la película, Chris Evans aparece de tanto en tanto en videos educativos que ven Peter y sus amigos, lo que fue una entretenida broma cada vez que pasó, inclusive en la escena final post-créditos. La gran aparición sorpresa es la de Gyneth Paltrow, que se rumoreaba no estaba en buenos términos con Marvel, pero regresa para comprometerse con Tony Stark en la fallida conferencia de prensa donde iban a presentar a Peter como nuevo miembro de Los Vengadores. En ese sentido, y considerando que Peter solo tiene sus interacciones de Civil War como backstory en el MCU, no hay más referencias al pasado de la franquicia

Who is that Stan Lee: Un vecino de Queens, que reacciona desde la ventana a una alarma de un automóvil.

Así, llegamos a la última semana antes de Infinity War. La próxima semana comentaremos Thor: Ragnarok, y Black Panther, para terminar con nuestra previa a la película que tendrá su estreno mundial el 26 de abril.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s