Supergirl S03E14: Schott through the Heart

  • A lo largo de los años hemos dicho un montón de veces que lo peor que tiene The CW son esas ideas de hacer hiatos en medio de temporadas, y que no son el clásico parón de fin de año. En otras oportunidades son todas las series las que han sufrido este destino, pero ahora le tocó a “Supergirl” (producto de la forma en que el canal decidió programar la mitad final de “Legends of Tomorrow” y la primera temporada de “Black Lightning”) aguantar un hiato innecesario que le restó mucho momentum a lo que ha sido una muy sólida temporada hasta hora (no sobresaliente, pero quizás la más pareja de las 3 hasta ahora).
  • Algo que la serie sí hace muy bien con este nuevo episodio es, estando conscientes de los problemas derivados de un hiato tan extenso, retornar a las pantallas con un episodio un poco más liviano en cuanto a su tono y que cuenta una historia mayormente aislada de la trama de los Wordkillers -la que es tocada apenas tangencialmente-. Mucho ayuda también el iniciar el capítulo con una noche de karaoke, ya que suaviza a la audiencia (y aprovecha lo musicalmente dotado del elenco de la serie), tanto para el retorno de la serie, como para la noticia de que Winnslow Schott Sr., aka, The Toyman, padre de Winn, ha muerto.
  • No resulta descabellado considerar este episodio como una secuela de “Childish Things” de la primera temporada, el capítulo que justamente introdujo al padre súper villano de Winn. Y tal como en ese episodio, es Jeremy Jordan quien se roba la película con su actuación, despegándose del rol de comic relief al que usualmente es relegado, pudiendo estirar sus músculos dramáticos gracias a la reacción ante la muerte de su padre, así como al regreso, tras 20 años, de su madre Mary (Laurie Metcalf, recientemente nominada al Oscar por su papel en “Lady Bird”), con quien tiene una pedregosa relación luego de que ésta lo abandonara -pronto sabrá que su madre lo hizo para protegerlo de las amenazas de su padre-.
  • Obviamente tener a una estrella invitada del calibre de Metcalf se presta para grandes instancias, y la actriz ciertamente está a la altura, tanto en adaptarse sin problemas al mundo de la serie (de paso demostrándonos que seguramente la pasó de maravillas durante la filmación), como en complementarse con Jeremy Jordan. Un claro ejemplo de esto es la escena donde Mary, monólogo mediante, le explica a Winn cómo ella intentó escapar junto con él cuando eran niños, y mudarse a una residencia para víctimas de violencia intrafamiliar, sólo para ser perseguidos en la carrera por Winnslow senior, quien los acosó y chocó hasta sacarlos de la carretera para, acto seguido, proferir la amenaza que forzaría a Mary a abandonarlos. Es material fuerte, y que se ve un tanto matizado en su ejecución, lo que le entrega más fuerza ya que escapa a la tendencia de “Supergirl” de usualmente ser demasiado evidente en cuanto a la exposición dramática.
  • Quizás el punto más bajo de la semana viene dado por su villana, la aprendiz de Toyman llamada Jacqueline (Brooke Smith), no tanto por su actuación o caracterización, sino porque la trama es resuelta de forma tan rápida, especialmente en la segunda mitad, que no termina de cuajar del todo. Quizás si esto hubiera sido un arco de 2 capítulos, podría habría funcionado mejor.
  • En cuanto a las tramas secundarias, esta semana tuvimos 2 con distinto resultado: en la primera, Alex y J’onn deben lidiar con la demencia senil que de a poco comienza a consumir a M’yrnn, y no bien quizás se siente un poco como una excusa para darle algo más de drama a David Harewood y Carl Lumbly, lo cierto es que la ejecución fue impecable, y no se extendió en este episodio más de lo que debería, dejando suficiente material para el remanente de la temporada; y la segunda trama, en torno a Mon-El y sus problemas de confianza con Imra, es una que nos tiene ambivalentes ya que, por un lado, entrega una revelación sobre la verdadera misión de la Legión en el presente (destruir a Pestilence, la tercera worldkiller quien, en el futuro, se transformará en Blight, némesis de la Legión), pero al mismo tiempo, no hace más que profundizar más las notorias intenciones de la producción de querer tener un triángulo amoroso entre Kara, Mon-El e Imra.
  • Pese al maravilloso juego de palabras en su título, “Schott through the Heart” no es un capítulo revolucionario ni nada por el estilo, pero es una entrega lo suficientemente buena y sólida como para traer de vuelta la serie y comenzar a enrielarla de cara a lo que serán las próximas 9 semanas donde veremos el final de este tercer ciclo. Considerando la solidez narrativa en general de esta temporada, esperemos que se recupere el momentum perdido y la temporada tenga un buen remate.
  • Brooke Smith, la actriz que interpreta a Jacqueline, saltó a la fama como la víctima del secuestro de Buffalo Bill en “Silence of the Lambs”, por lo cual es un buen detalle cuando Mary la trata directamente de “Buffalo Bill”.
  • Pese a que pasa muy rápido casi como si fuera un momento más, la escena donde Alex le pregunta a J’onn y M’yrnn sobre su experiencia en la Tierra viviendo como afroamericanos es un gran detalle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s