Supergirl S03E15: In Search of Lost Time

  • Algo que repetimos hasta el cansancio durante la segunda temporada de “Supergirl” era su constante problema con la figura de Mon-El, un personaje que no sólo representaba la antítesis de la heroína y de lo que la serie representaba, pero también era justamente lo que el público no quería ver en el show: una figura masculina sexista, inmadura, paternalista, y que no sólo usurpó valioso tiempo en pantalla que le correspondía a Kara, pero la cual, para añadir sal a la herida, fue posicionada de forma tal por la producción que muchas veces terminó opacando a la protagonista cuyo nombre está en el título del show. Y no bien la serie ha enmendado varios de los problemas asociados a Mon-El durante esta temporada gracias a traer de vuelta a una versión madura del personaje tras haber pasado años viviendo en el siglo XXXI, el tenerlo aún dando vueltas, sumado a la posible tensión romántica de un triángulo entre él, Kara e Imra, nos hacía levantar una ceja en señal de sospecha.
  • Y no bien ignoramos si acaso lo que ocurrió en este episodio irá a tener un cambio duradero en la serie o sólo fue uno de esos cambios en el desarrollo de personajes que fluyen de forma inmediata, lo cierto es que al menos la serie decidió hacerse cargo de todas las críticas recibidas al respecto, y en un sólo momento de catarsis, permitirle un desahogo a Kara que fue más importante y profundo que el ataque psíquico que terminó gatillándolo.
  • Contextualicemos un poco el episodio: la demencia senil de M’yrnn llegó a un punto tal que, el ritual marciano que estaba usando para no perder la memoria, termina generando ataques psíquicos que afectan a todos en la proximidad, transmitiéndoles las emociones de M’yrnn -en este caso, la ira producto de la situación en que se encuentra-. Esta trama, introducida en el capítulo anterior, puede funcionar bien en sí, pero no da para mucho, por eso mismo es que sorprende un poco que la serie dedicara un capítulo completo a algo que, en otras circunstancias, quizás podría haber sido resuelto en 10 o 15 mins. Por lo mismo quizás no vale la pena darle muchas vueltas al asunto -después de un tira y afloja, y tras causar estragos en la base del D.E.O., J’onn logra hacer entender a su padre el peligro que significan sus poderes psíquicos para el resto, por lo que accede a restringirlos-, y más bien enfocarse en lo que ocurre entre Kara y Mon-El, porque es ahí donde está el desarrollo más importante del capítulo.
  • Arrastrando una trama también del episodio anterior (los “trucos” con la capa que Mon-El utiliza para pelear), la serie pone a la kryptoniana y al daxamita en una serie de secuencias de entrenamiento donde, además de ver el nuevo traje de Mon-El -totalmente inspirado en su look clásico en los comics-, Kara termina haciéndole frente “ayudada” por los ataques psíquicos de M’yrnn. Claro, Kara siendo Kara, termina disculpándose eventualmente por la brutal honestidad con que atacó a Mon-El, pero el personaje de Chris Wood termina asumiendo la culpa porque, tanto él como nosotros sabemos que lo que dijo Kara no sólo era cierto, pero que emanaba de una sensación de resentimiento que ni siquiera ella misma sabía que tenía, y que se relacionaba con dejar de ver todo color de rosas y de romantizar el pasado, y darse cuenta que las cosas con Mon-El nunca fueron tan idílicas como ella pensaba. Es un gran detalle porque Supergirl, la serie y el personaje, por fin hacen frente de forma honesta a uno de los mayores problemas de la segunda temporada, y lo hacen de forma tal que demuestran un verdadero crecimiento para ambos personajes. ¿Se irá a mantener estos cambios y esta maduración en la caracterización? Sólo el tiempo lo dirá, pero confiamos en que no nos decepcionen.
  • En la otra trama importante del episodio -y que como casi todo en él, fue arrastrado innecesariamente con tal de llenar todo el minutaje del capítulo-, Lena enfrenta a la encerrada Sam para hacerle comprender que ella en realidad es Reign. Fuera de la incredulidad un poco extraña de Sam (se entiende el shock, pero ella misma ha presenciado demasiadas cosas, incluyendo balas rebotando contra su cuerpo, como para negarse tan fehacientemente a la posibilidad), al menos la trama avanzó y ahora que Sam sabe de los cambios que la llevan a ser Reign, y con la tercera World Killer acercándose, asumimos que la trama ganará más momentum de cara a la parte final de la temporada.
  • Pese a ser eminentemente un capítulo de relleno, “In Search of Lost Time” al menos cumple con avanzar la trama, no bien lo hace estirando demasiado algunas tramas que, en circunstancias normales, no habrían tomado más de 10 o 15 mins para resolverse. Aún así, la serie queda en una buena posición de cara a lo que esperamos sean desarrollos interesantes durante las próximas semanas.
  • Fue un simpático detalle el ver que Kara no rompe toda su ropa cuando debe hacer de Supergirl -aunque sí sorprende que a la producción le tomara tanto tiempo hacer una broma al respecto-.
  • Aparentemente Pam de Recursos Humanos es una fuerza digna de reconocer.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s