Supergirl S03E18: Shelter from the Storm

  • Tras un episodio anterior irregular y con ciertas decisiones cuestionables, “Supergirl” vuelve a encontrar el rumbo que no sólo entrega una mirada particular a sus personajes, su desarrollo y decisiones, pero que también logra conectar y unir varias de las tramas de la temporada de una forma armónica y coherente, algo que de pronto se había echado de menos últimamente.
  • Dentro de todo lo que podemos destacar de este episodio, podemos partir hablando de Kara y Lena, considerando el lugar preponderante que ocupan en la narrativa. Y es que el conflicto en torno a la kryptonita todavía se encuentra por sobre ambos personajes, y no bien las decisiones y opiniones de Kara se sienten un poco súbitas (sabemos el daño que le causa, pero estamos hablando de la misma Kara que aprobó el uso de kryptonita en el pasado, incluso para entrenar con Alex), lo bueno es que la serie no sólo permite que ambos personajes presenten sus argumentos, pero curiosamente se coloca del lado de Lena, especialmente en lo que respecta a sacarle en cara a Kara –pun intended– su hipocresía respecto a ciertos temas, así como un cierto complejo de diosa en otros. De hecho, es un punto bastante interesante, considerando que la serie respalda casi todas las decisiones que Lena había tomado últimamente: ¿Crear la kryptonita artificial? No sólo es útil para pelear con Reign, pero finalmente es Kara y cía. quienes la usan; ¿Ocultar información sobre el paradero de Ruby? En el momento en que le dice a Alex que estaba en la mansión de Lex, Reign termina encontrándolas; ¿Estudiar a Reign en secreto? No sólo les sirve para conseguir información como la utilidad de la electricidad, pero además es el mismo lugar donde Reign es llevada al final del episodio. Pese a su rol adversarial, y la tendencia a ponernos de lado de Kara porque es la protagonista, la serie esta semana de verdad se pone del lado de Lena, en lo que es ciertamente refrescante, especialmente cuando ésta se lo puede sacar en cara -inadvertidamente- durante la conversación en el ascensor.
  • Esa escena también es importante porque nos recuerda un poco la forma en que la serie ha descartado casi por completo la idea de que Kara y Supergirl son personas distintas, salvo cuando la conveniencia lo requiere. La serie ha ganado y perdido cosas desde que llegó a The CW, y una de esas bajas justamente fue la idea de que Kara vive constantemente una doble vida, así como el drama que puede derivar de esto -cosa de pensar cuánto mejor habría sido la escena del ascensor, que de por sí ya es muy buena, si la serie hubiera invertido más tiempo en potenciar a Kara Danvers y no tanto a Supergirl-.
  • Pasando a otro tema, hablemos de Mon-El. O específicamente, la increíblemente poco sutil forma en que la serie decidió que, pese a que Pestilence ya no era problema en el futuro, que el personaje de Chris Wood igual se iba a quedar en el siglo XXI a ayudar a Kara, todo con la aprobación de Imra. No sé si de verdad valdrá la pena seguir ahondando en los problemas inherentes que tiene el forzar este triángulo romántico en la serie (más allá del hecho de que Melissa Benoist y Wood son pareja en la vida real), con todos los problemas narrativos que ha acarreado -véase: TODA la segunda temporada-, pero considerando la resolución de la trama esta semana, y la forma en que aparentemente va dirigida en el remanente que queda de temporada, da para pensar si acaso la mejor opción para la serie no habría sido derechamente hacer que volvieran a ser pareja de una y habernos evitado todo el innecesario drama sentimental.
  • Moviéndonos ahora a temas más positivos, corresponde hablar del drama de Sam/Reign. Es una decisión inteligente traer de vuelta a la madre de Sam, considerando el énfasis que la primera parte de la temporada puso en desarrollarla como personaje, para poder obtener réditos a estas alturas, especialmente considerando el foco que la serie ha puesto en múltiples ocasiones en las complejas relaciones entre madres e hijas (como demuestran los intentos de Patricia por conectarse con Reign, sólo para terminar falleciendo de todas formas). Es algo que eventualmente también hace eco cuando Ruby descubre que su madre era Reign, antes de ser rescatada por Kara quien, tomando una página del libro de M’yrnn, decide apelar a los valores de su contrincante no sólo para salvar a la pequeña niña, pero también para eventualmente lograr atraparla.
  • “Shelter from the Storm” no sólo es un gran capítulo, pero también es un necesario rebote luego del irregular episodio anterior. También resulta una entrega interesante considerando que genera otro cambio de status quo en la serie, lo que es intrigante si consideramos que a la temporada aún le restan 5 capítulos donde cualquier cosa podría pasar.
  • Esta semana la serie se acordó que habían otros legionarios en la nave en stasis (incluyendo a Chameleon), lo que de nuevo despierta el deseo de saber qué fue lo que ocurrió realmente con el remezón creativo detrás de cámaras que llevó al segundo hiato de la temporada y a alterar la dirección misma de la serie (más allá de lo obvio, que fue el despido del showrunner de la serie por acusaciones de acoso sexual).
  • Pese a que sufre de notorios problemas por el presupuesto para el CGI, la escena final en la mansión de Lex estuvo muy bien ejecutada.
  • El capítulo termina con una joven discípula de Coville robándose uno de sus libros sagrados sobre los World Killers, en lo que seguro será clave para el resto de la temporada.
  • Por supuesto que Winn colecciona tierra.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s