Supergirl S03E20: Dark Side of the Moon

  • Al final del episodio anterior, Kara y Mon-El partieron rumbo al espacio, tras una nueva muestra de la roca de origen kryptoniano que guarda la clave para la posible recuperación de Sam. En su lugar, no sólo encuentran dicho material, pero también mucho más ya que, de la nada, “Supergirl” decidió introducir un elemento importante de la mitología de los comics: la supervivencia de Argo City, el hogar de Kara en Kryptón, y no bastando con eso, decide revelar también que Alura Zor-El, la madre de Kara, está con vida. Es la clase de desarrollos que marcan un antes y un después para la serie, y que usualmente están reservados para momentos pivotales como lo sería un final de temporada; y sin embargo, “Supergirl” suelta una bomba así en medio de un episodio como si nada, en lo que fue una de las más frustrantes y anticlimáticas revelaciones en la historia de la serie, más considerando que el capítulo, en lugar de centrarse única y exclusivamente en algo de tamaña relevancia, decide sólo tratarlo como la trama principal en un episodio normal, complementándola con tramas que se sienten de relleno, como lo es la aparición de un misterioso asesino que está tras la pista de Alex, o el decidir presentar una trama entre Ruby y Winn para ver qué tan parecidos pueden ser.
  • De nuevo, no podemos no hacer hincapié en que la sola idea de que una de las ciudades más importantes de Kryptón sobrevivió, y está rodeada de sobrevivientes, incluyendo a la madre de Kara, es probablemente la revelación más grande que la serie ha hecho a lo largo de sus tres temporadas, por lo cual sigue siendo verdaderamente incomprensible el tratamiento que se le da a esta trama, casi como si fuera poca cosa. En ese sentido, no resultaría extraño sostener que quizás la idea fue una especie de parche a los problemas detrás de cámaras que llevaron al retraso de la segunda parte de la temporada, y a otros cambios que cada vez se hacen más evidentes (como lo ocurrido con las World Killers). Aún así, el decidir no centrar todo el capítulo en esta revelación -con independencia de la calidad de las tramas secundarias-, es una movida extrañísima por parte de la serie, y que le quita mucho peso a la revelación, más considerando que la reunión de Kara y su madre, así como la gran mayoría de escenas entre ellas, funcionan más como una especie de recapitulación de los eventos de la serie más que un verdaderamente emotivo reencuentro entre una madre y su hija que no se veían hace muchos años, y donde cada una daba por muerta a la otra.
  • Y claro, quizás existe algún motivo por el cual la serie no quiere que nos comprometamos emocionalmente con la trama de Argo City, mal que mal, la revelación que una de las integrantes de su consejo no era otra que Selena, la misma mujer que se encuentra controlando a Reign y las World Killers, es suficiente como para darle más complejidad a esa trama y hacernos creer que quizás ocurra algo distinto con la trama que pudiera sacar a Argo City de la ecuación de la serie. Pero aún así, es imposible el sacudirse la sensación de que la serie acaba de desperdiciar el momento más importante y potente que pudo haber tenido en 3 años, y en lugar de haber entregado una escena digna de semejante evento, nos entregan exposición y a Mon-El curando enfermos en la ciudad (algo importante per se, pero dudosamente digno de tanto tiempo en pantalla).
  • Ahora bien, si vamos a hablar de desperdiciar tiempo en pantalla, bien podemos hacerlo hablando de las tramas secundarias. Y es que el problema no estuvo radicado en la calidad de éstas, las cuales funcionaron temáticamente bien, sino en la presencia misma y duración de ellas en un capítulo que verdaderamente no las necesitaba. ¿O acaso alguien puede pretender que era importante para el capítulo la extensión del misterio respecto al asesino tras de Alex, que resultó ser el hermano gemelo de un villano menor que nadie recuerda de la primera temporada? Si la serie quería presentar un punto válido respecto a los intentos de Alex por balancear su vida como agente del D.E.O. junto con sus deseos de algún día tener una familia, habían mejores formas de hacerlo, y más aún ocupando espacio en un episodio cuyo foco estaba, literalmente, en otro planeta.
  • Algo similar se puede decir de otras tramas, como el dilema de Lena respecto a matar o no a Sam, o la comparación entre Winn y Ruby, mientras forman un vínculo de amistad (considerando que el foco del episodio era la idea misma de identidad, como conciliar las distintas partes de la personalidad, o si acaso las elecciones de nuestros padres nos terminan definiendo). Todas tenían elementos interesantes y que funcionan mayormente bien, pero que no tenían nada que hacer estando en un episodio como éste.
  • Así es como, y pese a que nos reservamos el juicio completo hasta ver el final de la temporada y hacia donde se dirige la historia, es imposible sacudirse la frustrante sensación de que la serie desperdició el mayor plot twist de su historia, y uno de los momentos que podía haber sido el más emotivo, producto de cuestionables decisiones en la historia. ¿En pos de qué? El tiempo nos lo dirá.
  • Siguiendo la tradición de “Supergirl” de hacer referencias a la historia de adaptaciones de DC, vale la pena mencionar que la villana de la película ochentera de Supergirl era una bruja kryptoniana de nombre Selena, interpretada por Faye Dunaway, y su trama también giraba en torno a un mcguffin.
  • Ni siquiera vamos a cuestionar el efecto del paso del tiempo en la serie, y el por qué Alura no se ve más vieja de lo que debería.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s