Black Lightning S02E01: The Book of Consequences: Chapter One: Rise of the Green Light Babies

  • En el pasado hemos mencionado muchas veces lo increíblemente buena que es la banda sonora de “Black Lightning”, y la forma en que ésta refleja muchas veces lo que ocurre en la trama de cada episodio. Pues bien, no había mejor canción para utilizar en este season premiere que Inner City Blues” del gran Marvin Gaye, debido a la forma en que este tema trata las diversas problemáticas y el racismo sistémico que aquejan a las comunidades afroamericanas en EE.UU., todo nutrido por un contexto particularmente potente, como lo era el EE.UU. post-Vietnam y en plena época de Nixon. Las circunstancias y el contexto pueden haber cambiado, pero los problemas se mantienen, como bien lo deja ver el pastor de Freeland al inicio del capítulo, y pese a que Jefferson Pierce y su familia acabaron con la operación de la A.S.A. al final de la temporada pasada, lo cierto es que las cosas no han mejorado en lo más mínimo en su ciudad, ya que la droga Green Light sigue haciendo de las suyas en la población negra, mientras que la policía continúa matando indiscriminadamente ante la menor de las provocaciones u ofensas.
  • Y es esta problemática general la que provee de un contexto para una segunda temporada que busca profundizar los conflictos y abrir nuevos flancos. Mal que mal, en la primera temporada parecía que nuestros héroes y su comunidad estaban unidos contra un mal sistémico y endémico que estaba carcomiendo a la ciudad; mas la proliferación de metahumanos, vigilantes y criminales, y el auge de este nuevo tipo de droga, está abriendo heridas aún más profundas en Freeland, amenazando en poner en contra a antiguos aliados, a punta de conflictos y chivos expiatorios, mientras los únicos que profitarán de la situación no son otros que los enemigos de siempre, no sólo el racismo sistémico, pero también los criminales como Tobias Whale.
  • Tras un final de temporada que ciertamente fue un triunfo para los Pierce, y con un epílogo que auguraba mejores cosas, no deja de llamar la atención lo oscuro y deprimente que se siente este inicio de ciclo, algo alejado de la narrativa usual de los superhéroes, pero que se siente acertadamente realista en cuanto a la forma que se tratan las consecuencias de los hechos de la temporada anterior. En una serie que siempre se preocupó de la humanidad de sus personajes y de internalizar las luchas y la política en cada uno de ellos, resulta bastante adecuado que el próximo paso en esa evolución, sea internalizar todo esto en Freeland mismo, como ciudad, como comunidad y como un microcosmos que funciona como un personaje más. Era imposible que el retorno de un superhéroe -y la aparición de otro-, la escalada de violencia criminal y policial, y la proliferación de metahumanos, fuera algo que una ciudad completa pasara por alto, con independencia de lo importante o no del triunfo que consiguieran al final de la temporada pasada.
  • Finalmente, las consecuencias también se aterrizan a los personajes de la serie en formas trágicas, pero realistas: Jefferson corre el riesgo de ver la labor de su vida destruida, debido a los problemas con la junta directiva de la Secundaria Garfield; Lynn intenta ayudar en investigar a la gente dentro de las cápsulas producto de la experimentación gubernamental, pero tiene a los agentes de la A.S.A. respirándole en la nuca; Gambi no puede dejar atrás el mundo de la A.S.A. ahora que sabemos que Kara estaba involucrada más de la cuenta y que necesita su ayuda; Jennifer ve como sus poderes se vuelven más impredecibles, con todo el drama que eso involucra; y Anissa puede que haya mordido más de lo que puede tragar, al momento que se decide a robarle a las bandas criminales de Freeland, primero con fines altruistas, pero también dejando ver un lado oscuro al uso de sus poderes.
  • Y claro, Tobias Whale también está en alerta, especialmente luego de la aparente muerte de Syonide tras la increíble lucha -con inspiración de cintas blaxplotation– con Kara (no nos queremos apurar a confirmar su muerte, luego de lo que pasó con Lala la temporada pasada).
  • Bienvenidos a nuestra cobertura de esta segunda temporada de “Black Lightning” y como siempre, desde ya los invitamos a acompañarnos y comentar la serie.
  • “Black Lightning” le está haciendo seria competencia a “Orphan Black” en cuanto a show con los títulos más largos. Y a propósito de títulos, buena iniciativa el utilizar una secuencia especial para éstos.
  • Henderson ahora sabe que Jefferson es Black Lightning -y por extensión, que Anissa es Thunder-, lo que abre un nuevo flanco de problemas para los Pierce.
  • Hora de hablar de nuevo sobre la música, pero corresponde considerando lo increíble de la selección musical esta semana: además de Marvin Gaye tuvimos, entre otros, a Bob Marley y a Parliament.
  • El agente de la A.S.A. que interrogó a Lynn era interpretado por el gran Bill Duke, recordado por sus papeles en cintas como “Predator” y “Commando”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s