Arrow S07E01: Inmate 4587

  • Bienvenidos a nuestra cobertura de la séptima (!) temporada de “Arrow”. Junto con darles la bienvenida e invitarlos a acompañarnos a comentar la serie ancla del “Arrowverse”, también aprovechamos para ofrecer las excusas pertinentes por la demora.
  • Entrando de lleno al episodio, vale la pena partir preguntándose: ¿Cómo reavivar el fuego de una serie que ya entra a su séptimo ciclo al aire? ¿Cómo enmendar los errores que plagaron y arrastraron a la irregular sexta temporada? ¿Cómo sorprender a la audiencia cuando ya se han agotado casi todos los trucos posibles, todos los muertos y no muertos, los que han revivido o vuelto, o cruzado de mundos paralelos? Si juzgamos a la nueva showrunner Beth Schwartz, se hace con una combinación entre remezclar elementos familiares para darles un toque novedoso, y obviamente, intentar algo nuevo. Y, juzgando por lo ocurrido en “Inmate 4587”, al menos las cosas pintan bien.
  • El factor novedad comienza porque este season premiere tiene el aura de un capítulo que esperaríamos pasada la mitad de temporada -un efecto de la forma en que terminó la temporada pasada-: tras un salto temporal de 5 meses, Oliver está en la cárcel cumpliendo su condena luego de confesar ser Green Arrow, mientras que el resto del equipo está dividido y cada uno intentando seguir con sus vidas. Así, nos encontramos con destinos dispares: Felicity y William entraron a un programa de protección de testigos, donde la primera (con piercings y pelo rosa) se desempeña como barista en un café; Diggle sigue trabajando full time en A.R.G.U.S., ahora acompañado de Curtis, quien es el jefe de Investigación y Desarrollo de la agencia; René se volvió un instructor de boxeo, juntando apenas lo suficiente para pagar las cuentas y mantener a flote su gimnasio; Dinah retomó su labor como capitana de la policía de Star City, y busca mantener al resto fuera de problemas y lograr que la ciudad vuelva a confiar en la policía; y Laurel-2 asumió full time la vida de la otra Laurel, actuando ahora como fiscal de la ciudad.
  • Pero más allá del lugar físico y profesional donde están los personajes, lo más importante era conocer su estado mental y emocional, y en ese sentido, el season premiere se toma el tiempo necesario para presentarnos qué acontece y cómo se encuentran los personajes tras todo lo ocurrido, más con la amenaza de Díaz aún latente. Así, “Inmate 4587” funciona muy bien, porque cumple el cometido de mostrar cómo están los personajes, a la vez que logra que éstos no sólo muestren consecuencias de lo ocurrido en la sexta temporada, pero además dejando entrever hacia donde se dirigen en esta temporada.
  • Quizás lo más importante de todo esto, es que la serie hace gala de una sutileza que muchas veces hemos echado de menos en temporadas previas. Un approach de “menos es más” en cuanto a exposición es necesario, y por lo mismo, se siente refrescante. Sabemos que Oliver la está pasando mal en la cárcel, principalmente por deber contenerse para evitar más problemas para él y sus seres queridos; pero no necesita contárnoslo a nosotros o a otro personaje, ya que su actuar y expresiones lo hacen palpable. Combinado con la genialidad de las escenas de acción (James Bamford nuevamente se luce como director, ahora con la brutal pelea en las duchas de la prisión), es una muestra más del balance que logra entregar la serie, el cual se agradece mucho.
  • Hay otras tramas que se asoman durante el episodio (el retorno de Díaz y su ataque a Felicity, la -algo bienvenida- partida de William a un internado mientras se soluciona todo, el nuevo arquero encapuchado que está haciendo acto de presencia en Star City), pero la más importante es la que nos hace creer que los flashbacks a Lian Yu han vuelto, para dejarnos en claro en el final que, tomando prestada una página de “Lost”, ahora estamos frente a flash forwards, y que el joven a quien seguimos en la isla es un William adulto, quien está tras los pasos de Roy Harper, quien ahora mora en la isla. Es la clase de elemento novedoso y sorprendente que nos permite, como audiencia, mantener e incrementar nuestro interés en la serie.
  • La combinación de elementos nuevos, con el nuevo giro que se da a unos anteriores, son causa suficiente para devolver la fe en la serie, y hacernos creer que con los cambios a nivel de producción, se vienen nuevos aires para “Arrow” en esta séptima temporada. Esperemos que el tiempo nos de la razón.
  • En la prisión eran “compañeros” de Oliver varios rostros conocidos de la serie: Brick, Derek Sampson y Bronze Tiger (este último sorprende, puesto que se suponía que había muerto en uno de los comics tie-in de la serie, mas aquí está otra vez).
  • Por supuesto que Oliver iba a tener una copia de “El Conde Monte Cristo” en la cárcel (y por supuesto que la iba a usar para golpear a alguien).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s