Supergirl S04E01: American Alien

  • Bienvenidos nuevamente a nuestras reseñas de “Supergirl”. Además de invitarlos, como siempre, a comentar y compartir con nosotros, queremos aprovechar pidiendo las excusas del caso ya que, como habrán notado, nos demoramos un poco con la reseña. Life happens. Aún así, esperamos retomar un paso más regular de ahora en adelante.
  • Entrando de lleno al capítulo, hay que partir hablando del subtexto político. Y es que pese a que “Supergirl” es una serie que siempre se había mostrado más “política” en su identidad que sus compañeras del “Arrowverse” (algo que hemos aplaudido mayormente), no deja de ser encomiable la evolución que la serie ha tenido en esta materia, pasando de un feminismo que se parecía más al “girl power” noventero en su primera temporada, a una serie que ha tratado -no siempre con mucha sutileza- gran cantidad de temas, no sólo confinados al feminismo cada vez más maduro que demuestra el show, pero también temas relacionados con los problemas raciales en EE.UU, así como otros temas políticos, los que no han hecho más que aumentar en complejidad desde la elección de Trump como presidente de ese país en la vida real. Y pese a que Trump no gobierna en la Tierra-38 del “Arroverse”, la serie se las ha ingeniado para hacer eco una y otra vez a la clase problemas actuales que resuenan con su audiencia, cosa que, a juzgar por lo visto en “American Alien”, irá en aumento esta temporada.
  • Este season premiere es un episodio que nos reposiciona ante el nuevo status quo de la serie: con Clark fuera del planeta visitando Argo, Kara es la heroína principal de la Tierra; mientras que Alex se acostumbra a su vida como directora del D.E.O., tras la salida de J’onn (quien ahora es un pacifista y está dedicado a brindar ayuda espiritual a otros alienígenas), y debiendo lidiar con Brainiac-5, quien como recordarán debió quedarse en el pasado, mientras Winn se iba al futuro. Pero adicionalmente, es un episodio destinado a demostrarle a Kara que ésta no ha prestado la atención adecuada a la realidad, y que las cosas son mucho más complejas de lo que parecen: su optimismo la ha protegido y nublado ante una evidente alza en el odio contra los alienígenas, lo que ha derivado no sólo en prejuicio, pero también en una escalada de violencia y crímenes de odio.
  • Hay una escena bastante evidente, en la cual Kara descubre en una antigua base de Cadmus, que ahora es utilizada por los villanos del ciclo: los hermanos Mercy y Otis Grave (Rhona Mitra y Robert Baker), y su aliado, Agent Liberty (Sam Witwer). Ahí, Supergirl descubre lo que evidentemente son símiles de redes sociales y sitios como 4chan, los cuales están propagando un sentimiento de odio hacia la población alienígena. Más allá de la evidente metáfora donde “alienígenas” pasa a ser cualquier grupo de personas (gente de cualquier raza que no sea caucásica, la comunidad LGBTQ, inmigrantes) que se ha visto atacado en los últimos años por el resurgimiento de la extrema derecha a nivel mundial, es una escena potente, ya que no sólo le permite a Kara darse cuenta que su privilegio de “pasar” por humana (y una rubia caucásica, ya que estamos en esa), la ha cegado ante la realidad de otros inmigrantes; pero también que esta nueva amenaza no es un villano cualquiera, sino que es gente, en apariencia, común y como cualquiera otra, lo que obviamente dificulta las cosas.
  • Ante tan difícil situación, hay otra escena que es importante: aquella donde, tras una serie de desavenencias a lo largo del episodio, Kara y J’onn no sólo hacen las pases, pero también conversan respecto a qué hacer en una situación así: ¿enfocarse en lo malas que se han vuelto las cosas, o verlo con una mirada optimista, esperando ver cómo mejorar las cosas? Es una pregunta sin respuesta fácil, y que muchos se hacen a diario cada vez que prenden ven las noticias.
  • Como mencionamos previamente, “American Alien” es un episodio cuyo fin principal es entregar un nuevo status quo para una temporada -y una serie- que necesitaba una nueva declaración de principios, especialmente luego de lo mucho que decayó la serie durante la segunda mitad del tercer ciclo. Y no bien no sabemos hasta qué punto todos los cambios irán a funcionar, quizás lo de más importancia después de establecer esta trama es el retorno a la prominencia que CatCo parece haber tomado, ahora que Kara no sólo es la reportera estrella, pero también es la mentora de una nueva periodista de nombre Nia Nal (Nicole Maines). Nia es inmediatamente querible en un rol que recuerda mucho a la Kara de la primera temporada, lo que resulta interesante, no sólo porque Nicole Maines tiene su primer gran papel como actriz, sino también porque su personaje, al menos en los comics, es una superheroína (Dream Girl, de la Legión de Superhéroes), por lo cual no sería raro ver un viaje similar al que tuvo Kara, sólo que ahora con una mentora que la puede guíar no sólo como Cat Grant trabajó con Kara, sino también en el tema heroico, si es que la serie decide explorarlo.
  • Hay muchas cosas más en este episodio, como Lena jugando nuevamente con una moralidad gris y resistiendo a los impulsos Luthor -tema que aparentemente nos acompañará, nuevamente, esta temporada-, o la exposición que los Graves hacen públicamente, revelando que la presidenta Marsdin es en verdad una alienígena, y para qué hablar de la Supergirl rusa kazniana que seguramente nos acompañará toda la temporada también. Mas por ahora, es gratificante ver que la serie decidió reafirmarnos que, al menos por el momento, hay un plan para la temporada, por lo que las cosas no podrían haber empezado de mejor forma.
  • Brainy tiene mucho trabajo que hacer para llenar el espacio que dejó Winn, pero hay que decir que sus intentos por parecerse más a Winn fueron hilarantes.
  • Nicole Maines es una actriz y activista transgénero, por lo cual se convierte en el primer personaje trans del “Arroverse”, en lo que no es más que otra gran victoria para la representación en la serie. Ojalá que la serie aproveche este año para mejorar su pobre record con personajes femeninos no caucásicos -aunque partimos un poco con el pie izquierdo, considerando la muerte de Fiona (Tiya Sircar, a quien algunos conocerán por “The Good Place”, y otros por ser la voz de Sabine Wren en “Star Wars: Rebels”)-.
  • Sam y Ruby se mudaron a Metrópolis, a trabajar en la sucursal de LCorp en aquella ciudad.
  • El título de este capítulo viene dado por el comic “Superman: American Alien” del escritor Max Landis, y una serie de artistas, y que hemos recomendado en más de una oportunidad en la página.
  • Mercy Graves es, como se mencionó en el episodio, tradicionalmente la jefa de seguridad de Lex Luthor (algunos recordarán que el mismo personaje fue interpretado por Tao Okamoto en “Batman v. Superman”). Por su parte, su hermano fue basado en el personaje de “Otis”, uno de los sidekicks de Luthor en la primera cinta de Superman con Christopher Reeves.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s