Preacher – 1° Temporada

Comenzamos nuestra revisión de la primera temporada de la nueva serie de AMC, basada en el icónico comic de DC/Vertigo.

Tras un episodio piloto de gran nivel y una posterior semana de break, la nueva serie de AMC nos trae su segundo capítulo de temporada, que mantiene el nivel mostrado y de paso nos “presenta” personajes que más adelante tendrán directa incidencia en diversas tramas.

Mientras los misteriosos asaltantes del episodio anterior revelan su propósito, Jesse analiza las perspectivas que sus recién descubiertas habilidades significan para su nueva vida.

Estamos ya casi a la mitad de temporada y Preacher nuevamente nos entrega un episodio de lento desarrollo, pero que sin embargo deja de lado su largo comienzo narrativo (casi como un extenso piloto) y pasa ya a sentar las bases para lo que debiera ser la trama principal en lo que resta de temporada.

Finalmente llegamos a la mitad de una temporada que de a poco vuelve a encontrar ese ritmo que mostró en su piloto inicial, y que al mismo tiempo se acerca cada vez más al material de origen.

Se descubre la verdad respecto a “Genesis” y la verdadera naturaleza de los poderes de Jesse, en un espectacular episodio.

El final de temporada se acerca a pasos agigantados, y con ella la trama de Preacher comienza a tirar toda la carne a la parrilla. Las historias, a ratos dispersas narrativamente, finalmente forman este entramado que resulta en una pieza central que nos está dando una adaptación realmente buena, incluso aun cuando se toma sus propias libertades.

El duelo entre Jesse y Odin llega a un punto climático, mientras que nuestro buen predicador intenta deshacerse de Genesis y traer de vuelta a Eugene.

El penúltimo episodio de Preacher consta de todos los elementos que hicieron al cómic una de las mejores obras hasta el día de hoy: Locura, violencia y lo sobrenatural.

La temporada llega a su fin, pero el viaje recién comienza. Comentamos el explosivo final de temporada de “Preacher”